Mostrando entradas con la etiqueta cueva. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cueva. Mostrar todas las entradas

Ruta senderista de Los Cuatro Picos de la Sierra de San Vicente


Vistas de la Sierra de Gredos desde la Sierra de San Vicente 




Esta entrada corresponde a la ruta conocida como "Los Cuatro Picos" en la Sierra de San Vicente, Toledo, un sendero no muy complicado de recorrer que nos conduce por parajes muy singulares de esta elevación Toledana que es una espolón de la Sierra de Gredos oriental y conecta en cadena gracias a otras elevaciones de cota mas baja con la Sierra de Guadarrama. Podemos considerar a esta entrada de Senderos y Veredas como la segunda parte de un post anterior donde realizábamos la ascensión al cerro de San Vicente o Monte de Venus (1320 msnm) visitando las ruinas del castillo que se pueden ver en su cumbre y lo que queda de una antigua ermita construida sobre la cueva donde -según cuentan las crónicas- se refugiaron de los romanos los hermanos Santos Mártires de Talavera; Vicente, Sabina y Cristeta. Puedes ver el post anterior haciendo clic aquí.

Esta ruta la realizamos junto con el grupo senderista Trekking Tachamontes de Talavera de la Reina. He añadido tambien códigos Plus de Google Maps para facilitar la localización de puntos de interés; solo hay que copiar el contenido entre comillas en Google Maps y nos llevará directamente al punto deseado o sencillamente hacer clic en el enlace.

Iniciamos desde el paraje conocido como El Pielago, un área recreativa natural muy conocida en la zona y punto de partida de diferentes rutas por estos bosques. El código Plus de Google Maps de El Pielago es "47V7+58 El Real de San Vicente"

Excursionistas descendiendo del Pico Pelados


Siguiendo el track descargado en nuestro gps, la primera elevación con la que nos encontramos o primero de estos cuatro picos es el Lomo Lucia, apenas reconocible entre la arboleda por el mojón de piedras que lo señala (código Plus "47Q6+HV El Real de San Vicente" ubicación aproximada). Realmente llegar hasta aquí no supone ninguna dificultad. Continuando por el sendero y tras abrir dos puertas que no hay que olvidar de dejar cerradas de nuevo, buscamos un antiguo nevero o Pozo de Nieve, que es un lugar donde se almacenaba la nieve recogida en los fríos inviernos que azotaban a  estos parajes conservándose gran parte del año incluso en verano. Hay que tener en cuenta que los años en que estos pozos de nieve estuvieron en activo corresponden con la denominada "Pequeña Edad de Hielo", acaecida entre los siglos XIV al XIX con fríos extremos y nevadas abundantes en muchas zonas de España, como era el caso de la Sierra de San Vicente donde hoy en día apenas cae nieve. La explotación de estas montañas estaba en manos desde el siglo XVII de la congregación de Padres Carmelitas que habitaron en estas tierras desde la fundación del Convento del Pielago, hoy en ruinas, (código Plus de Google Maps "47QC+4Q El Real de San Vicente") hasta el siglo XIX, los cuales se financiaban con la venta de nieve convertida en hielo por toda la comarca, ademas de otros lucrativos negocios. El pozo de nieve que se puede visitar aquí (ubicación aproximada con código Plus "47P9+4W El Real de San Vicente") está prácticamente desaparecido, totalmente invadido por la vegetación. Según David Miguel Rubio, guía de montaña, promotor turístico de la zona, autor del blog www.elrealdesanvicente.blogspot.com y profundo conocedor de estas tierras que nos acompañaba en la ruta, hacen falta mas inversiones para estudiar, promover y conservar el patrimonio histórico escondido y que se está echando a perder ya que al fin de cuentas es algo que beneficia a toda la comarca de la Sierra de San Vicente. En el vídeo se pueden ver imágenes del pozo de nieve en la actualidad y apenas hace unos años, mucho mas despejado de maleza.

Después de "intentar" ver lo que queda de este pozo de nieve (luego visitaremos otro) continuamos por el sendero que nos señala la subida al Monte de Venus o Cerro de San Vicente, que en esta ocasión, debido al confinamiento sanitario por el Covid 19 y las abundantes lluvias de esta pasada primavera 2020 se encuentra casi invadido por la vegetación (código Plus "47M9+VH El Real de San Vicente"). Este es nuestro segundo pico de la ruta.

Una vez arriba solo hay que seguir los senderos que conducen hasta pasar por las ruinas de la ermita de los Santos Mártires (código Plus de Google Maps "47HC+QF Hinojosa de San Vicente"), donde podemos bajar hasta la entrada de la cueva que según "cuentan las crónicas antiguas" se ocultaron los tres Hermanos Mártires de Talavera de la persecución Romana. Aquí David Miguel Rubio vuelve a señalar la falta de estudios arqueológicos en esta zona, ya que la cueva está cegada por escombros siendo accesible solo la entrada. Es posible que este lugar ciertamente sagrado desde el siglo XVII albergue todavía algún tesoro oculto.

Ruinas de la Ermita de los Santos Mártires; entrada a la cueva


Un poco mas al sur divisamos las ruinas del Castillo de San Vicente, al cual tambien nos acercamos y  desde allí contemplamos las impresionantes vistas que se abren al valle del río Tajo (código Plus de Google Maps "47GC+XF Hinojosa de San Vicente". En este lugar tambien existió una abadía fundada en el siglo XII prácticamente adosada al castillo, pero de la cual solo se conservan algunos restos poco reconocibles.

Cruz tallada en una roca; cercanías de la ermita de los Santos Mártires


Desde aquí bajamos hasta el punto que Google Maps denomina "aparcamiento de vehículos día de Rally" con código Plus "47PG+J7 Castillo de Bayuela" que realmente es un pinar donde muchas personas dejan estacionados sus vehículos y ascienden caminando al castillo. Nuestro siguiente objetivo es el Pico Pelados pero pasando antes por el segundo pozo de nieve que aunque en ruinas, si es visitable. El código Plus de este lugar es "47QG+H7 El Real de San Vicente". Para acceder a este pozo debemos bajar por el sendero y al llegar al muro seguir por la izquierda hasta llegar a la parte trasera. A fecha de la grabación del vídeo se podía acceder sin problema. 

El Pico Pelados hace honor a su nombre; una elevación sin apenas nada de vegetación con un repetidor de señal de televisión en su cumbre. El código plus es "47WJ+CR El Real de San Vicente".

Ganado en la cumbre del Cerro de San Vicente


Y para finalizar la ruta llegamos hasta el Pico Cruces, el ultimo del track que con sus 1373 msnm ofrece unas vistas impresionantes del Valle del Tietar y la Sierra de Gredos. Código Plus de Google Maps "5734+FW Almendral de la Cañada"
Por cierto, la imagen de satélite de Google aparece emborronada ya que aquí hay un bosque de repetidores de telefonía y televisión muy importante. También hay una torre de observación contra incendios forestales.


Regresamos a nuestro punto de origen por una trocha que antiguamente era un sendero de servicio de la linea de tendido eléctrico que llevaba energía hasta la cumbre del pico Pelados y que hoy, imagino, estará soterrada. Lamentablemente no puedo señalarla en Google Maps ya que no tengo muy claro el inicio de este sendero, asique mejor seguir las indicaciones que nos marca el gps.

Aquí termina la ruta de Los Cuatro Picos; sin embargo, David Miguel Rubio me comentó de pasada  donde estaba situado el nacimiento del río Guadyerbas, un corto pero importante afluente del río Tietar que nace en estas sierras y cuyo curso riega siendo un pequeño arroyuelo que cruza el paraje de El Pielago. Asique, ni corto ni perezoso a la semana siguiente regrese por mi cuenta a estos lares para conocer de primera mano el lugar. El río Guadyerbas nace en un punto llamado Fuente Mingorria, entre los picos de Pelados y Cruces, y muy cerca del camino que nos condujo hasta estas cumbres. De hecho, la fuente es perfectamente visible y nunca se me hubiese ocurrido que en ese lugar nacía este pequeño río. En la fuente (o mas bien pilón para abrevar el ganado) había muy poca agua, pero de la tierra a su derecha brota un hilo de agua que se desliza suavemente valle abajo de forma constante. El código Plus de la Fuente Mingorria es "47XG+M4 El Real de San Vicente".


Entorno de la Fuente Mingorria. Se puede observar la humedad de la tierra


Fuente Mingorria. En las sombras de la parte derecha ya se puede verse al río Guadyerbas iniciando su camino hasta el río Tietar

Track de la ruta clic aquí!

Información sobre los Pozos de Nieve clic aquí!



www.senderosyveredas.com

Un paseo por la Sierra de San Vicente; ascenso al Monte de Venus y recorremos sus bosques en busca de un viejo Roble singular



Sierra de San Vicente nevada

Al final de esta entrada puedes descargar el mapa para realizar la ruta hasta el Castillo de San Vicente, pasando por la Ermita y cueva de los Santos Mártires de Talavera ascendiendo por el Cerro de San Vicente (1.320 msnm) conocido en la antigüedad como "Monte de Venus"






En este vídeo realizamos un recorrido por algunos de los parajes de la Sierra de San Vicente, al norte de la provincia de Toledo. Esta elevación pertenece al Sistema Central siendo una estribación de la Sierra de Gredos y separa los valles del río Tietar y Tajo. Su cota mas alta apenas supera los 1373 metros (Pico Cruces) aunque su posición altamente estratégica se ha aprovechado a lo largo de los siglos, como se puede ver en el vídeo. Al ser una elevación relativamente suave es muy concurrida por excursionistas y caminantes que acceden fácilmente a sus cumbres y recorren todos sus senderos, por eso es muy recomendable para realizaras en familia o por personas que no estén demasiado acostumbradas a caminar por la naturaleza. Las recomendaciones son las típicas de siempre; llevar agua, ropa y calzado adecuados y protección solar.

También es un lugar plagado de historia; se cuenta que por estos parajes se escondía el caudillo luso Viriato en sus correrías contra los romanos, y tambien se dice que en una cueva de una de sus cumbres se refugiaron -tambien huyendo de las legiones romanas- tres hermanos que al final fueron capturados, martirizados y canonizados por la Iglesia Católica, San Vicente y Santas Sabina y Cristeta, Santos Hermanos Mártires de Talavera; y tantas otras historias que se cuentan sobre estas tierras que se dicen que son mágicas.

El recorrido comienza en el aparcamiento que en Google Maps se indica como "de vehículos para el día de Rally" con código Plus de Google Maps "47PG+J7 Castillo de Bayuela" (copia el contenido entre comillas y pegalo en el navegador de Google y te llevará al punto exacto o mejor todavía; pincha en el enlace e iras directo a la ubicación de Google Maps) pero es una prueba deportiva que se realiza una vez al año, por lo cual es un lugar perfecto para dejar nuestro vehículo aparcado bajo los pinos. Desde este punto ascendemos por un camino bastante empinado, pero es la mayor dificultad que nos vamos a encontrar en esta ruta siendo el resto bastante facil. Una vez arriba, ademas de disfrutar de unas interesantes vistas de los valles del Tajo y río Tietar con la sierra de Gredos al norte, podemos recorrer las ruinas de la ermita que se construyo para salvaguardar la que se dice que es la cueva donde se refugiaron los hermanos Santos Mártires que me he referido arriba -cueva que se puede ver todavía- (código Plus de Google Maps "47HC+QC Hinojosa de San Vicente") y poco mas adelante los visibles restos del castillo de San Vicente, antigua atalaya árabe y después fortaleza cristiana que dicen fue habitada por templarios (código Plus de Goggle Maps "47GC+XF Hinojosa de San Vicente").

Entrada a la cueva de los Santos Mártires en los restos de la Ermita

Castillo de San Vicente con el Valle del río Tajo al fondo

Castillo de San Vicente; atalaya árabe

Cimitarra árabe labrada en la roca como testimonio de su pasado musulmán en el Castillo de San Vicente

Perfilado de la cimitarra donde se puede apreciar mejor

Finalmente recorremos los bosques del paraje conocido como El Piélago (código Plus de Google Maps "47V7+56 El Real de San Vicente"), una bella pradera regada por un recién nacido río Guadyerbas que cuenta con una interesante área recreativa y un amplio aparcamiento donde estacionar nuestro vehículo y es punto de partida para diferentes rutas a pié. Entre la arboleda tambien encontramos el Campamento Infantil de El Piélago. Aquí dejaremos el coche para adentrarnos en el bosque donde buscaremos un roble singular conocido como El Roble Grande al cual se accede muy fácilmente siguiendo las indicaciones de los rústicos carteles señalizadores.

Carteles indicadores en El Piélago

El "Roble Grande"

Aquí puedes descargar el mapa indicativo para llegar hasta el Castillo de San Vicente pasando por la Ermita de los Santos Hermanos Mártires de Talavera subiendo por el Monte de Venus

www.senderosyveredas.com


MINAS DE LOS POCITOS





En la localidad toledana de Aldeanueva de San Bartolome, en una finca de propiedad privada y sin señalizar, encontramos los restos de una antigua mina conocida como las minas de Los Pocitos. La información que encontramos en la red es más bien vaga, y en todas partes se coincide en un solo dato: hay que conseguir que alguien del lugar conocedor de la ubicación exacta de las minas quiera llevarte. En mi caso, fue el mismo propietario de la finca donde esta la mina el que nos condujo hacia ella.

Realmente, hay poco que ver de lo que queda de las bocaminas y unas simas en la cima de un cerro, con algunos restos de construcciones. De lo poco que se saca de Internet, parece ser que data de la época romana y que se extraía azufre de ella.


















Estas son imágenes del entorno de las minas. En la primera podemos contemplar la dehesa en todo su esplendor, con la sierra de Altamira al fondo. En la segunda un bosque de encinas y en la tercera el cerro al que nos encaminamos. Esta es una zona rica en corzos, jabalíes, liebres, etc. De hecho, en nuestra ascensión a la cumbre, algún animal nos salio al paso.

 
Continuando nuestra ascensión por el monte, entre encinares y jaras, se abre en el suelo una zanja que resulta ser la primera bocamina; una gran madriguera con tamaño suficiente para que una persona pase holgadamente a su interior.




La zanja que conduce a la entrada. En su parte más alta alcanza casi los tres metros de profundidad.


La boca de entrada a la mina.

Arrastrándonos con cuidado acedemos a su interior; no tiene más de 6 metros de fondo. Da la sensación de que esta parte se excavo hasta aquí, pero doy por hecho que la mina continuaba hacia abajo y que se ha cegado con escombros y sedimentos por la acción del paso del tiempo. Recordemos que estas excavaciones tienen origen en la época romana.


Este es el fondo de esta parte de la mina.

Salimos al exterior y continuamos ascendiendo por el monte hasta la parte mas espectacular de las minas.

Cuando llegamos a la cima del cerro, nos encontramos con una zona bastante impresionante: unas profundas simas que se abren en vertical hasta el corazón de la montaña, una zona de escombrera alrededor y restos de construcciones. Parece ser que el fondo de estos agujeros esta anegado de agua, aunque desde arriba no se ve absolutamente nada. Para bajar hace falta un buen equipo de escalada y conocimientos para usarlo, cosa que carecíamos los allí presentes. Cuesta trabajo imaginar como bajaron los que las construyeron en la antigüedad; con sistemas muy básicos pero obviamente bastante efectivos, como todas las herramientas y sistemas de ingeniería de la época.


Las simas de la cumbre. Así se abren, de repente.
Vista del interior de una de las simas.


La escombrera con el material de desecho sacado de las entrañas de la tierra.

Dos muestras cogidas del suelo.

Aquí se ven restos de una construcción, aunque queda por verificar si es de la época de las minas (opción más que probable) o es más reciente.

Es importante señalar lo peligroso del lugar. Puesto que no hay protección es bastante fácil resbalar y caer al interior de las simas.

Una vez visto este lugar, continuamos avanzando ya para abajo y en la misma dirección que traíamos para terminar de ver las minas de Los Pocitos. Queda otra abertura en la falda de la montaña de muy fácil acceso y algo más profunda que la primera. Aquí si que se ve claramente lo cegada que esta por cientos de años de erosión continua que ha acumulado tierra y ha taponado la entrada. Ademas, cuentan los lugareños que no hace tanto tiempo existía una fuente de agua potable que manaba del interior de esta cueva. Hoy esta completamente seca y sin trazos de humedad.




La apertura de la segunda bocamina.

El fondo; unos 10 metros de profundidad, aproximadamente.
Yo mismo en el fondo de la mina.

Y para acabar, dos imágenes curiosas.

 Primero, un extraño “espantapájaros” colgado de una encina, aunque creo que su función principal es asustar a otro tipo de animal más grande que un pajaro (corzos, venaos, etc).



Y segundo, la vista de satélite de las simas de Los Pocitos. Se ve de forma bastante clara las zanjas alargadas donde están los agujeros en el suelo y la escombrera.


Aquí os dejo un croquis básico sobre la imagen de Google Maps y los lugares visitados. 

Código Plus de Google Maps "MV72+XP Aldeanueva de San Bartolomé"

Para los aventureros que leen esto, solo tened en cuenta si queréis visitar el lugar, que es una finca privada y es importante respetar vallas y portones; si os encontráis una puerta cerrada, dejadla al pasar tal cual os lo habéis encontrado.

Y una duda acude a mi mente: ¿cuantas de estas maravillas de la ingeniería antigua estarán abandonadas y semiolvidadas por hay? Seguramente en nuestro día a día pasaremos al lado de alguna sin darnos cuenta.

 ENLACES DE INTERÉS


Enlace directo a distintas rutas aconsejadas en la web del municipio de Aldeanueva de San Bartolome, entre ellas las de la mina de Los Pocitos.




Subida a la cueva de los Doblones

ACTUALIZACIÓN JUNIO 2020 

¿quieres visitar la Cueva de los Doblones? te contamos como hacerlo haciendo clic en este enlace.

La cueva de los Doblones se encuentra en el termino municipal de Alía (Caceres). Esta enclavada en la llamada Sierra de Altamira, junto a los denominados Riscos Altos, que es frontera natural entre las provincias de Caceres y Toledo. Es posible acceder a ella tanto por la parte de Mohedas de la Jara (Toledo) como por su vertiente sur extremeña, quizá mas recomendable esta ultima porque la cueva es visible desde la falda de la montaña, aunque posiblemente sea más suave la caminata por el lado norte toledano.


Para ver las fotografiás ampliadas solo tienes que pinchar en la imagen.








Unos 30 kilómetros antes de llegar a Mohedas de la Jara, que es por donde vamos a comenzar nuestra excursión, y si vamos por la carretera CM 4100 que une Oropesa (Toledo) y Puerto de San Vicente (Toledo), en el termino municipal de Azutan junto a la carretera podemos visitar el Dolmen de Azutan, aunque con mucha precaución, ya que casi no existen lugares para dejar el coche. Dejo aquí un par de imágenes, aunque tengo pendiente realizar un reportaje mejor de dicho monumento megalítico.













 Estas imágenes corresponden a los alrededores de Mohedas de la Jara, ya caminando hacia la sierra de Altamira. Se puede ver en la primera imagen el interior de un rustico puente construido con una sola pieza de piedra, o como dicen en la zona, de “lancha”. La segunda imagen corresponde a un viejo molino en ruinas del cual tengo suficiente material gráfico para otra entrada, y la tercera, pertenece a la sierra de Altamira en todo su esplendor.


















En estas imágenes ya se pueden ver las maravillosas vistas que nos ofrece la ascensión por la sierra de Altamira. La balsa de agua que se ve en tres de las imágenes corresponde a el pantano de donde se suministra el agua a la localidad de Mohedas de la Jara, la cual también se distingue perfectamente un poco mas adelante. Al fondo a la izquierda se puede distinguir la Sierra de La Estrella. Y en días mas claros se ve perfectamente la silueta de la sierra de Gredos y el Puerto del Pico, en Avila. 
















Aquí ya hemos doblado la cumbre de la montaña, y vemos la vertiente sur de la sierra de Altamira. Ahora nos encontramos en Caceres, termino municipal de Alía. La primera imagen corresponde a un agujero en la roca que a mas de uno puede confundir con la cueva. En las otras dos imágenes se nos descubre el imponente paisaje tras la sierra, donde al fondo se distingue el valle de la zona conocida por Guadarranquejo.
















Y buscando un poquito, por fin encontramos la boca de la cueva. Es un agujero bastante amplio sobre una repisa. El acceso es muy complicado y hay que trepar un poco, aunque unas muescas talladas en la roca a modo de peldaños facilitan el camino. Aun así, ¡mucha precaución! En la segunda imagen se puede ver el derrumbe de la piedra producido por un rayo, según tengo entendido, y como el color amarillento de las piedras sobre esa zona facilita la localización de la cueva. En la tercera imagen se ve parte de el interior de la cueva. Esta imagen fue tomada por mi amigo Jesús Miguel, que nos acompaño en esta excursión.
















Una ultima cosa: si alguien se anima a subir, por favor, que tenga en cuenta la dificultad de la ascensión y el mal acceso a la cueva, aunque ya solamente por la riqueza del paisaje vale la pena el esfuerzo.