Mostrando entradas con la etiqueta Comarca de La Vera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Comarca de La Vera. Mostrar todas las entradas

Paraje de Las Ollas en Cuacos de Yuste, Cáceres

Las Ollas





La comarca cacereña de La Vera es dividida de norte a sur por un gran número de gargantas que la cruzan bajando de las faldas de la Sierra de Gredos. Muy próximo a Cuacos de Yuste la llamada Garganta de Cascarones nos ofrece un paraje labrado por la fuerza del agua durante milenios, y lo mejor es que la proximidad a la población y su accesibilidad lo hacen ideal para realizar una rápida visita si estás por la zona; merece la pena perder una hora para conocer el Paraje de Las Ollas.

Detalle de Las Ollas

Garganta de Cascarones


Llegar hasta este enclave natural es muy fácil, lo podemos realizar a pié desde el pueblo, en coche o como queramos, porque hay una carretera de acceso en muy buen estado, ya que el cementerio municipal está justo al lado. Una vez llegados al punto de acceso de Las Ollas donde encontramos un cartel informativo, solo nos separan unos metros de una escalera de madera que conduce hasta una plataforma, permitiendo contemplar Las Ollas de forma segura. Lamentablemente no hay acceso para personas con movilidad reducida seguramente porque sería inviable haber realizado una rampa, optando por las escaleras.


Detalle de una Marmita de Gigante

Cartel informativo junto a Las Ollas



Las Ollas realmente son una serie de cascadas y rápidos donde el agua ha excavado en la roca durante milenios el canal por donde fluye y unas grandes oquedades llamadas Marmitas de Gigantes por la fuerza de las piedras que arrastra el caudal.

Escalera y plataforma de observación de Las Ollas, vista desde la otra orilla.



De forma alternativa podemos subir de nuevo por las escaleras y cruzar a la otra orilla de la garganta Cascarones por el puente restaurado que encontramos aguas arriba, a apenas 100 metros por el camino que pasa junto a la cercana depuradora. Nada más pasar este puente sale un sendero a la derecha por el cual podemos acercarnos a Las Ollas y poder contemplarlas desde otro punto de vista aunque, eso sí, sin la seguridad que nos brinda la barandilla de la pasarela de enfrente.
Ya solo nos queda realizar una visita obligada a Cuacos de Yuste y perdernos por sus callejuelas y todo su entorno plagado de historia.

Busto del Emperador Carlos I en la plaza de Juan de Austria

Plaza de Juan de Austria

Monumento al emperador en Cuacos de Yuste




Senderismo; ruta a la Cascada de la Desesperá

Garganta de La Desesperá





ENLACE DE DESCARGA DEL TRACK DE LA RUTA AL FINAL DE LA ENTRADA


Esta es una ruta muy sencilla de apenas siete kilómetros que se puede realizar sin problemas en familia. Posiblemente esta sea una de las más impresionantes caídas de agua que encontramos al norte de Cáceres, prácticamente en los límites de la Sierra de Gredos; sin embargo también es una gran desconocida debido a que no siempre lleva caudal de agua, sino que depende de lluvias y deshielo para deleitarnos con su espectáculo de aguas salvajes.
A finales del 2020 aprovechando que habíamos tenido unos cuantos días de lluvias intensas decidí acercarme en coche hasta la parte más accesible y conocida de esta cascada, en la carretera CC 139 que une Pasaron de la Vera con El Piornal y por supuesto no me defraudó. Sin embargo después llegue a descubrir una ruta que te conduce desde la cercana localidad de Arroyomolinos de la Vera hasta la parte mas baja de esta cascada, dándome pié para regresar a la zona y conocer este sendero.


Cascada de La Desesperá apenas con un hilo de agua


Pues este sendero parte un poco mas allá saliendo del pueblo por la carretera EX 213 en dirección a Barrado (código Plus de Google Maps del desvió; 344V+QW Arroyomolinos de la Vera), adentrándose rápidamente por la Garganta de La Desesperá siguiendo caminos asfaltados, pistas de tierra y trochas a través de bosques. Desde el principio esta todo muy bien señalizado aunque a veces hay que estar atento ya que las marcas están pintadas aprovechando casi cualquier parte que se preste a ello; en el suelo, en postes, piedras, arboles, etc. La parte mas complicada a mi entender es justo al llegar a la zona de la cascada, ya que no hay sendero y deberemos aproximarnos campo a través apenas unos metros. Salvado este pequeño obstáculo sin importancia llegaremos hasta las faldas del salto de La Desesperá. Si hemos realizado esta escapada tras días de lluvia o en época de deshielo disfrutaremos de un impresionante espectáculo; si lo hemos hecho como es mi caso tras un periodo de buen tiempo, no veremos una gran caída de agua pero habremos disfrutado de este impresionante entorno y de la ruta. 
Al regreso lo podemos realizar o bien en sentido inverso o siguiendo el track que nos lleva por el borde de la garganta por un sendero un poco más salvaje que el que nos ha traído hasta la cascada aunque perfectamente transitable. Además disfrutaremos de una formación rocosa llamada "El Puente del Diablo" que deja correr la imaginación. 

Cascada de La Desesperá

Puente del Diablo


Y una vez abandonemos el sendero y salgamos a la carretera aconsejo no seguir el track que nos guía hacia la derecha, sino girar hacia la izquierda y ascender por la carretera hasta enlazar con la ruta apenas 100 metros más arriba ya que el sendero se torna intransitable un poco más adelante o al menos, yo no encontré la forma de continuar por el. En el vídeo se puede ver todo a la perfección. 
Ya solamente nos tendremos que dejar llevar por las marcas del camino y no tardaremos en llegar de nuevo hasta Arroyomolinos de la Vera.
En resumen, una ruta que se puede realizar todo el año pero que si se recorre en época de lluvias o deshielo, se muestra con todo su potencial.


Senderismo; intento llegar al Chorro de la Ventera, la cascada mas alta de Gredos, Comarca de la Vera

Garganta de Minchones



Enlaces de descarga del track para GPS al final de la entrada 

Zona donde está situado el Chorro de la Ventera

Chorro de la Ventera; imagen ampliada con zoom


Con mas de 60 metros de caída, la cascada del Chorro de la Ventera es la mas alta de la Sierra de Gredos. Enclavada en la cacereña comarca de La Vera, termino municipal de Villanueva de la Vera sobre el arroyo del Chorro de la Ventosa.

Yo ya realice una visita en febrero del 2018 junto con un grupo de amigos en la cual logramos llegar hasta la cascada del Chorro de la Ventera. En febrero del 2021 he intentado regresar pero ya no he podido hacerlo por la misma ruta de la vez anterior, un camino por el que tras rodear una puerta cerrada te llevaba cómodamente hasta la cascada. Ahora las cosas han cambiado; su acceso es complicado debido a que está situada en una finca particular por la que no se puede pasar debiendo accederse a ella por la orilla de la Garganta de Minchones con el inconveniente añadido de que no existen senderos. 

Para llegar a ella deberemos tomar la carretera EX 203 desviándonos en la Garganta de Minchones entre Villanueva y Madrigal de la Vera. Vamos a recorrer una pista en buen estado a lo largo de la Garganta de Minchones y la Garganta de la Hoz, pasando muy cerca de el Charco del Recuencano, un conocido lugar de baño que cuenta con el aliciente de disponer de un tobogán de piedra, ideal para pasar una refrescante tarde en días estivales.


Chorro de la Ventera. Imagen del 2018

Chorro de la Ventera. Imagen del 2018

Siguiendo este camino pronto encontraremos la pista que da acceso a la finca donde esta situada la cascada, aunque solo unos metros mas adelante encontraremos la puerta cerrada y el vallado que la cerca. Esta zona ha sido reforzada para impedir el acceso, no como hace unos años que con rodear la puerta cerrada se podía pasar sin problemas. Luego una vez dentro debías ser muy respetuoso y según todas las fuentes consultadas, si te encontrabas con los guardas de la finca no solían poner demasiadas pegas si ibas solo hasta el chorro. Pero ahora eso no es posible. Como se puede ver en el vídeo de mas arriba para acceder por ese punto se debe de saltar la valla, cosa que desaconsejo totalmente. Pero como se puede leer en el cartel que encontraremos por duplicado, el acceso solo se permite por el cauce y margen de la garganta, por lo que si deseamos llegar a ella no tendremos mas remedio que bajar por allí. 

Artículo 4. Definición de cauce.
Álveo o cauce natural de una corriente continua o discontinua es el terreno cubierto por las aguas en las máximas crecidas ordinarias.

Y en el articulo nº 6 leemos: 
Artículo 6. Definición de riberas.

1. Se entiende por riberas las fajas laterales de los cauces públicos situadas por encima del nivel de aguas bajas, y por márgenes los terrenos que lindan con los cauces.

Las márgenes están sujetas, en toda su extensión longitudinal:

a) A una zona de servidumbre de cinco metros de anchura, para uso público que se regulará reglamentariamente.

b) A una zona de policía de 100 metros de anchura en la que se condicionará el uso del suelo y las actividades que se desarrollen.

2. En las zonas próximas a la desembocadura en el mar, en el entorno inmediato de los embalses o cuando las condiciones topográficas o hidrográficas de los cauces y márgenes lo hagan necesario para la seguridad de personas y bienes, podrá modificarse la anchura de ambas zonas en la forma que reglamentariamente se determine. 

Por tanto nos queda bastante claro que el acceso debe de ser siempre por el margen del cauce para respetar la propiedad privada, contando con un margen de 5 metros para desplazarnos libremente. 


Entorno de la Garganta de Minchones con la Sierra de Gredos al fondo

Detalles de la ruta; Circulo de Piedras 


La pista por la garganta de Minchones que nos acerca hasta esta maravilla de la Sierra de Gredos y comarca de La Vera esta en suficiente buen estado para acceder en coche (siempre recomiendo todocamino aunque he visto coches de carretera circular por la zona) pero hay que tener en cuenta que apenas hay lugar para estacionar. 

Lo ideal, bajo mi punto de vista, seria que hubiese un sendero practicable que recorriese la Garganta de Minchones por su margen derecho desde el puente de la Ombriguela hasta la misma cascada permitiendo su disfrute a una amplia mayoría de personas. Aparte de ofrecer vistas espectaculares de este entorno se ahorraría mucho tiempo y acortaría el trayecto. Según fuentes consultadas hace años si había un sendero hoy desaparecido.

Enlaces de descarga de tracks (recuerda que ya no se puede acceder a la finca): 






Excursionismo; recorremos la Garganta de Cuartos en Losar de la Vera

Garganta de Cuartos cerca de Losar de la Vera, Cáceres






Enlace de descarga del track al final de la entrada


La ruta que aquí describo no es apta para todo el mundo. O al menos en algunos tramos, ya que la primera parte es muy sencilla e incluso se puede recorrer en coche, y si es todocamino mejor que mejor. La segunda parte no la recomiendo para personas sensibles a las alturas o con problemas de vértigos ya que la senda discurre al borde de las empinadas laderas de la garganta.

Esta es la pista que recorre la Garganta de Cuartos

Garganta de Cuartos desde la pista forestal


Partimos desde la zona de ocio más conocida de esta garganta situada al noreste de Cáceres, en la comarca de la Vera al sur de la Sierra de Gredos. Toda esta parte es muy conocida por ser una popular zona de baño, presidida por su soberbio puente medieval. Pero hoy no es un día apropiado para darnos un chapuzón; estamos a 27 de diciembre del 2020 y cuando aparco el coche el termómetro marca tres grados negativos.
He tomado un camino por el margen derecho de la garganta al principio asfaltado, después encementado y que finalmente se torna de tierra. Los primeros seis kilómetros realmente son un agradable paseo mientras nos adentramos en la Sierra de Gredos. En un momento determinado pasaremos bajo una tubería que baja de las montañas. Continuamos un poco más allá hasta que comenzamos a ascender siguiendo el zig zag del camino, aunque en ningún momento se torna excesivamente complicado. Cuando llegamos arriba descubrimos un pequeño embalse que alimenta a la tubería que hemos pasado más abajo, y que resulta ser un conducto que acaba en una central hidroeléctrica. Ahora deberemos continuar cuatro kilómetros por la acequia que trae agua hasta este embalse, y esta es la parte más complicada de la ruta ya que discurriremos por cornisas al borde mismo del abismo. Teniendo en cuenta que el que escribe estas líneas padece levemente de vértigos, no es imposible que personas con patologías parecidas lo puedan realizar.

Esta es la acequia que recorre la Garganta

Cascadas en la Garganta de Cuaternos

El tramo más espectacular de esta senda que no deja de ser un camino de servicio de la acequia es la Garganta de Cuaternos, donde si hay suficiente caudal podremos disfrutar de increíbles saltos de agua y rápidos. Y continuando hasta el final de la acequia y siempre que la temperatura lo permita quizá nos podamos dar un chapuzón en las pozas que nos ofrece la garganta de Cuartos en este tramo más solitario.

Quesera junto a la ruta

Puente medieval de Cuartos al inicio de la ruta

Entorno de la Garganta de Cuartos


Tras una pausa para descansar y tomar un tentempié inicio el camino de vuelta. Podría haber llegado hasta el final de la acequia, pero me entretuve contemplando una vieja quesera situada junto a esta.

Enlace al track de la ruta clic aquí





¿Os apetecen unas migas?

Un plato como pocos pueden igualar; sencillo, delicioso, tradicional....y social! Las Migas no es tan sólo un alimento, son todo un acontecimiento para compartir en grupo. Considerada una receta nacida de la necesidad de aprovechar al máximo las provisiones y viandas disponibles que podían transportar o comprar por el camino las gentes que se dedicaban al duro oficio del pastoreo y la trashumancia, hay tantas variantes como personas que sepan elaborarlas, y dependiendo de cada localidad o comarca los ingredientes también cambian incluido el tipo de pan usado. Y por cierto, también varía la forma de acompañarlas con frutas o bebidas; uvas, manzanas, sardinas, vino, chocolate, café, cacao soluble, etc, cada persona tiene sus gustos. A mí personalmente, me gusta regarlas con un buen Vino de Mesa o Pitarra.



Puesto que nadie sabe decir no a un buen plato de migas os dejamos una receta de deliciosas migas Extremeñas de la comarca de La Vera.

Lo primero es disponer de pan que haya quedado duro, que habrá que desmigar, aunque ya lo podemos comprar desmenuzado en bolsas de kilo o mas ahorrándonos ese trabajo. En algunos lugares el hecho de desmigar el pan también es considerado un importante momento para socializar con familia o vecinos.

Los ingredientes a usar para seis personas aproximadamente:

Pan duro desmigado entre 500-1.000 gr, patatas entre 250 y 500 gr, una cabeza de ajo, pimientos al gusto, 300 gr magro de cerdo, 250 gr de panceta, pimentón, sal, aceite de oliva y agua. Las cantidades varían dependiendo del gusto de cada cocinero.

Elaboración:

La noche anterior a la elaboración de las migas se pueden humedecer en un perol con un poco de agua, ajo en polvo y un poco de pimentón. Se mezcla bien para que cojan sabor y se dejan reposar tapadas con un paño limpio. Con esto se consigue que estén mas ricas y esponjosas, aunque hay veces que esta parte se puede suprimir si no da tiempo a ello.

Comenzamos pelando y picando las patatas para freirlas. También pelamos los ajos, lavamos y cortamos los pimientos, la carne la vamos preparando en trozos; el magro en cuadraditos y de la panceta separamos la corteza para freírla aparte. Todo con sal al gusto.

En un perol o sarten grande se echan las migas. En otra sarten aparte echamos el aceite en cantidad generosa y lo ponemos a calentar al fuego y una vez este caliente se echan las patatas a freír pero que no queden muy doradas, blandidas mas bien. Una vez estén las patatas se echan con una espumadera encima de las migas para que el pan vaya cogiendo sabor. A continuación ponemos los pimientos a freír y una vez fritos, los echamos también sobre las migas. Hacemos lo mismo con el magro, la panceta y las cortezas. Estás últimas las ponemos en un plato aparte. Por ultimo freímos los ajos.

Retiramos de la sarten un poco del aceite del que nos ha sobrado de freír todo lo anterior (que queden unas cuatro o cinco cucharadas grandes), añadimos otra cucharada de pimentón, un poco de sal e inmediatamente dos vasos de agua para que no se nos queme el pimentón. Lo dejamos que hierva un poco removiendo constantemente y retiramos del fuego. Esta mezcla se la echamos a la sarten con las migas y las ponemos en el fuego. Ahora solo queda remover y remover muy bien hasta que tomen su característico color anaranjado. Importante no parar de removerlas para que no se tuesten.

Las cortezas de la panceta que hemos freído anteriormente las podemos colocar justo en el ultimo momento sobre las migas como forma de presentación de la manera que mas nos convenga.

Ah, y dicen los expertos que si puede ser, mejor cocinarlas en una buena lumbre de leña.

Solo queda disfrutarlas en buena compañía!

LOS ESCOBAZOS DE JARANDILLA DE LA VERA


La Fiesta de Los Escobazos se celebra cada 7 de diciembre en Jarandilla de La Vera, Cáceres, en honor a la Inmaculada Concepción.




Jarandilla está situada en un punto privilegiado, en la cara sur de la Sierra de Gredos y pertenece a la fertil comarca de  La Vera 

 
Según se cuenta, esta bonita tradición se remonta a cuando los pastores de la zona regresaban ya de noche de la sierra, alumbrándose por “escobas” o haces de brezo que a veces, apagaban al llegar al pueblo golpeándose amistosamente entre ellos. El resultado es esta gran fiesta que los Jarandillanos viven con gran alegría y devoción, aparte de maravillar a los visitantes o forasteros. De hecho, está declarada como Fiesta de Interés Turístico Regional.


Al anochecer del 7 de diciembre de cada año, Jarandilla literalmente arde por el fuego de las escobas que sus vecinos encienden y que han estado preparando desde hace unos días atrás. Casi toda la actividad se concentra en la Plaza de La Constitución, junto a la iglesia de Nuestra Señora de La Torre, donde los Jarandillanos acuden con sus escobas encendidas y se divierten dándose amistosos “escobazos” en el cuerpo con los haces encendidos, eso si, siempre de forma cordial y por debajo de la cintura, para evitar accidentes.

Jarandillanos y visitantes llenan las calles del pueblo para asistir a los Escobazos.


A las 21:00 horas suenan las campanas de la iglesia de Nuestra Señora de La Torre. Entonces, todos los portadores de escobas dejan de darse entre si y elevan los haces encendidos hacia el cielo, porque el mayordomo de la fiesta sale de la iglesia portando el Pendón con la imagen de la Inmaculada Concepción. Y así, alumbrando todo el pueblo a la Virgen con sus escobas encendidas, en procesión se recorren las calles de Jarandilla.
PLAZA DE LA CONSTITUCION DE JARANDILLA, 7 DE DICIEMBRE DEL 2014:







VIDEOS:









En ciertas zonas, los vecinos también encienden grandes hogueras por donde pasa la imagen de la Virgen, algunas de ellas mas altas que los edificios de alrededor, como en la Ermita de Nuestra Señora del Sopetrán, patrona de Jarandilla..

HOGUERA DEL SOPETRAN:







La fiesta acaba cuando el Pendón con la imagen de la Virgen es devuelta a la iglesia después de recorrer todo el pueblo.

RECOMENDACIONES:

-Si vas a visitar Jarandilla el día 7 de diciembre para conocer esta maravillosa celebración, es importante tener en cuenta que si se necesita buscar alojamiento, es casi imposible encontrarlo en esas fechas. Es conveniente reservarlo con bastante antelación o buscarlo en los pueblos de alrededor. Por suerte, la oferta hostelera de la zona es muy amplia.
-La tarde del 7 de diciembre y ultimamente los días anteriores (puente de La Constitución), Jarandilla es una fiesta. Es muy divertido salir a la hora de las cañas y comenzar a empaparse del ambiente festivo que se genera, con todos los bares llenos de gente cantando, bailando y pasándoselo en grande.
-El mejor atuendo para Los Escobazos es ropa vieja. Teniendo en cuenta que es una fiesta basada en el fuego, debemos procurarnos una indumentaria que abrigue, que no sea fácilmente inflamable, que no nos importe si sufre pequeñas quemaduras, etc. También es imprescindible el uso de un gorro para proteger el cabello y guantes. Y el humo generado por las escobas en llamas puede irritar los ojos momentáneamente, aparte de impregnarse en la ropa.
-Los Jarandillanos acogen a todos los visitantes con los brazos abiertos; respétalos participando e integrándote en su fiesta.

ENLACES DE INTERES: