Paraje de Las Ollas en Cuacos de Yuste, Cáceres

Las Ollas





La comarca cacereña de La Vera es dividida de norte a sur por un gran número de gargantas que la cruzan bajando de las faldas de la Sierra de Gredos. Muy próximo a Cuacos de Yuste la llamada Garganta de Cascarones nos ofrece un paraje labrado por la fuerza del agua durante milenios, y lo mejor es que la proximidad a la población y su accesibilidad lo hacen ideal para realizar una rápida visita si estás por la zona; merece la pena perder una hora para conocer el Paraje de Las Ollas.

Detalle de Las Ollas

Garganta de Cascarones


Llegar hasta este enclave natural es muy fácil, lo podemos realizar a pié desde el pueblo, en coche o como queramos, porque hay una carretera de acceso en muy buen estado, ya que el cementerio municipal está justo al lado. Una vez llegados al punto de acceso de Las Ollas donde encontramos un cartel informativo, solo nos separan unos metros de una escalera de madera que conduce hasta una plataforma, permitiendo contemplar Las Ollas de forma segura. Lamentablemente no hay acceso para personas con movilidad reducida seguramente porque sería inviable haber realizado una rampa, optando por las escaleras.


Detalle de una Marmita de Gigante

Cartel informativo junto a Las Ollas



Las Ollas realmente son una serie de cascadas y rápidos donde el agua ha excavado en la roca durante milenios el canal por donde fluye y unas grandes oquedades llamadas Marmitas de Gigantes por la fuerza de las piedras que arrastra el caudal.

Escalera y plataforma de observación de Las Ollas, vista desde la otra orilla.



De forma alternativa podemos subir de nuevo por las escaleras y cruzar a la otra orilla de la garganta Cascarones por el puente restaurado que encontramos aguas arriba, a apenas 100 metros por el camino que pasa junto a la cercana depuradora. Nada más pasar este puente sale un sendero a la derecha por el cual podemos acercarnos a Las Ollas y poder contemplarlas desde otro punto de vista aunque, eso sí, sin la seguridad que nos brinda la barandilla de la pasarela de enfrente.
Ya solo nos queda realizar una visita obligada a Cuacos de Yuste y perdernos por sus callejuelas y todo su entorno plagado de historia.

Busto del Emperador Carlos I en la plaza de Juan de Austria

Plaza de Juan de Austria

Monumento al emperador en Cuacos de Yuste