Cascada de la Desesperá, Mirador del Valle y Chorrera del Diablo








Enlaces a códigos Plus de Google Maps al final de la entrada


Toda la zona norte de la provincia de Cáceres ofrece rincones naturales que asombran a todo aquel que los contempla por primera vez. La abundancia de agua labra en la roca impresionantes caídas y saltos por doquier por todas las laderas de las sierras que forman la frontera natural que separa Extremadura con Castilla y León. 

Cascada de la Desesperá

Una de estas cascadas es la de La Desesperá, muy cerca de El Piornal, Cáceres. El Piornal es el pueblo más alto de toda Extremadura, a casi 1200 msnm. Situado en lo mas alto de la Sierra de Tormantos (montañas que marcan la frontera natural de la Sierra de Gredos en su vertiente occidental) desde el llamado Mirador del Valle se nos ofrecen unas vistas inigualables del Valle del Jerte, siendo parada obligada para todos los que por esta ruta llegan al Valle de las Cerezas. Allí encontramos un sencillo y relajante parque presidido por una recreación de un refugio tradicional de pastores en un claro homenaje a los orígenes de la localidad. En una próxima ocasión regresaré al Piornal para conocer de primera mano una de las fiestas tradicionales más singulares de España, el Jarramplas, un curioso personaje que cada 19 y 20 de enero (víspera y fiesta de San Sebastián) recorre las calles del pueblo tocando un tambor y realizando todo tipo de diabluras. Los vecinos del Piornal se defienden de Jarramplas arrojándole nabos para espantarlo. Esta tradición se pierde en la noche de los tiempos, aunque se afirma que posiblemente esté basado en algún hecho real, mas concretamente en la recreación de los actos contra algún ladrón de ganado al que los vecinos de Piornal hubieron de echar arrojandole a la cabeza nabos y otras hortalizas para evitar que les robase el ganado. 

Jarramplas. Fuente: Wikipedia



Pero regresemos a la cascada de La Desesperá. Este torrente es bastante desconocido a la par que espectacular. El motivo es que solo se disfruta de ella en época de lluvias y deshielo y por tanto gran parte del año no lleva caudal y por tanto los viajeros ocasionales que por aquí llegan al Valle del Jerte muchas veces pasan de largo sin reparar en ella. Por ese motivo he estado esperando un día lo suficientemente propicio para descubrir está maravilla natural.

La cascada de La Desesperá desde la carretera



Y ya puestos, de regreso a mi punto de origen me desvío para ver la Cascada del Diablo en Villanueva de la Vera, un increíble salto de agua situado en la Garganta de Gualtaminos junto al pueblo. Está chorrera es una de las diez más espectaculares de España con una caída de agua de unos 20 metros. Además es totalmente accesible ya que su mirador permite contemplarla desde la parte superior careciendo de barreras arquitectónicas; eso sí, unas escaleras de piedra bajan desde este mirador para todo aquel que desee ver más de cerca este gran salto de agua.
A diferencia de La Desesperá está garganta mantiene en los meses estivales un caudal mínimo que garantiza un flujo de agua constante.
Si se desea visitar esta cascada es posible dejar nuestro vehiculo o bien en el aparcamiento superior junto al camino de cemento que parte a la derecha de una casa (está muy bien indicado) o bien bajando por este camino hasta el aparcamiento de la parte inferior, aunque este es mas pequeño pero mas recomendable para personas con movilidad reducida.


Cascada del Diablo. Imagen de archivo. Para verla en todo su esplendor recomiendo ver el vídeo insertado en la parte superior


Cascada de La Desesperá: Carretera CC-139 Código Plus de Google Maps 35F7+V5 Piornal
Mirador del Balcón del Valle: Carretera CC-17.5 Código Plus de Google Maps 449W+XM Piornal
Cascada del Diablo: Carretera EX-210 Código Plus de Google Maps 4HJ2+7Q Villanueva de la Vera

Comentarios