PIRINEO DE HUESCA

VALLE DE VIÓ-VALLE DE PINETA


Ver mapa más grande



La primera entrada de este 2013 esta dedicada a uno de los paisajes más espectaculares de la península ibérica; nuestros montes Pirineos.

Son un excelente punto de destino para los amantes de la alta montaña en todas sus facetas. Algunos de sus picos alcanzan más de tres mil metros de altura. Para los que vivimos en un llano a 300 metros sobre el nivel del mar es bastante impresionante.

Esta visita comprendió un recorrido en coche por el valle de Vió, al sur del parque nacional de Ordesa y Monte Perdido y por el espectacular valle de Pineta.

Nuestra base para esta excursión estaba anclada en el pintoresco pueblo de Torla (Huesca), ultima población antes de entrar en el parque de Ordesa y Monte Perdido. Nuestra idea era haber realizado una ruta caminando, pero debido al mal tiempo, muy lluvioso aquella mañana, hubo que posponerla al día siguiente. Por suerte, el tiempo fue mejorando a lo largo de la jornada y nos fue regalando unas vistas inmejorables.

Salimos de Torla en dirección sur por la carretera N-260 buscando Brotó, atravesando este bello pueblo y continuando en dirección a Sarvisé. Allí nos desviamos por la comarcal HU-631 en dirección a Fanló. Y recorremos una carretera de montaña muy angosta y con unos paisajes que dejan sin aliento.


Entre la bruma asoman los densos bosques del valle de Vió.

Poco a poco el cielo se va abriendo. Al fondo del valle el municipio de Fanló.

No solo encontramos maravillas mirando hacia las alturas; bajamos la vista y encontramos gratas sorpresas.

La carretera que nos condujo por el valle. En este tramo un poco estrecha pero con buen firme; en algunos puntos muy estropeada por desprendimientos. Nos encontramos con algunas cuadrillas de conservación de carreteras, porque estas rutas no están abandonadas en absoluto y las mantienen en constante reparación.



Brumas y sol; poco a poco asomaban las cumbres de los Pirineos.

Vistas del municipio de Fanló.


La magnitud de las montañas que nos rodean es impresionante. Con un poco de zoom en nuestra cámara podemos ver lo soberbias que son.
Y no solo son las montañas; los valles que se abren a nuestros pies nos dejan sin aliento.

Como se puede ver en todas las imágenes, es una suerte que el día comenzara lluvioso; los contrastes están mucho mas matizados.







Cartel indicativo del valle de Vió.



Otro de los pequeños pueblos por donde pasa la carretera. Buerba. Gracias al turismo activo y de aventuras que se ha generado estos últimos años en la zona, estos núcleos de población no han quedado olvidados.


Dos vistas de la Peña Montañesa, un enclave de visita obligada para los amantes de la escalada.






Aquí ya nos encontramos en el valle de Pineta. Para llegar hasta aquí tomamos la carretera A 138 desde Escalona, que es a donde vamos a parar por la estrecha carretera que llevamos y luego nos dirigimos en dirección a Bielsa, donde nos desviamos por la carretera HU V 6402 buscando la ermita de Nuestra Señora de Pineta.






Tres preciosas vistas de estas montañas; en la primera imagen y en la tercera, a la izquierda, podemos ver el famoso Monte Perdido, que da nombre a el Parque Nacional. Se reconoce fácilmente porque tiene forma de pirámide. En la del centro, la cabecera del valle. Tras esas montañas que forman el Glaciar de Malboré, ya nos adentramos en Francia.



El rio Cinca. Nace en el valle de Pineta y desemboca en el rio Ebro. Fijaos en la claridad de sus aguas.


Y para finalizar, una vista del precioso pueblo de Bielsa. Tambien da nombre al túnel que une España y Francia a unos 10 km de aqui. En esta época del año el túnel de Bielsa permanece cerrado al trafico. Si hubiese estado abierto, hubiésemos pasado al país vecino para visitar el famoso puerto de Tourmalet, muy próximo a la zona.


ENLACES DE INTERES


Valle de Vió en la Wikipedia.

Valle de Pineta en la Wikipedia



 

Comentarios